emprendimiento

🚀 Emprendiendo Capítulo 1: ¿Queremos emprender?

¡Suscríbete ahora!

Volver atrás
cristian_godoy_avatar
Cristián Godoy Feijoo

Soy uno de los fundadores y CEO de Comparto Mi Maleta, una plataforma que une viajeros con personas que sueñan con comprar en cualquier parte del mundo. Además trabajé en LATAM Airlines por 2 años. Acompáñame en este blog para compartir los mejores datos tanto para viajar, como para comprar.

Emprender es un camino largo y difícil, pero con una recompensa que vale la pena el sacrificio. Por eso, a través de varios capítulos, te contaré mi experiencia emprendiendo en diferentes temas, para que no cometas los mismos errores que cometí yo. En este primer capítulo, te quiero invitar a hacer una reflexión inicial acerca del mundo del emprendimiento, para que analices si es o no tu camino a seguir.

 

Un poco de mí

Comencé mi carrera en el mundo del emprendimiento en el año 2015, cuando decidí renunciar a mi trabajo en LATAM Airlines para emprender, junto a quien en ese momento era mi jefe, en una plataforma de servicios llamada Workis. Participamos en Start-up Chile hasta que finalmente lo cerramos ya que no funcionó. Toda esta experiencia y los errores cometidos fueron de gran ayuda para fundar en el año 2016 Comparto Mi Maleta, una plataforma que une viajeros con personas que quieren comprar en cualquier parte del mundo. 

Hoy Comparto Mi Maleta funciona en Chile y Perú, transportando más de 100.000 productos desde que lo iniciamos.

Ahora quiero entregarte todo lo que aprendí, para que no comentas los mismos errores que yo y tengas muchas más posibilidades de triunfar en el mundo del emprendimiento.

 

Disfrutar el día a día 

Emprender no es para nada fácil. Por eso, mi primera recomendación es que analices si el mundo del emprendimiento es para ti. Más allá del día a día, es importante que disfrutes el proceso, la incertidumbre, fallar y tener éxito. 

Hay personas que no pueden vivir tranquilas sin un sueldo seguro a fin de mes o tener un horario establecido. Otras, como yo, podemos vivir sin un sueldo seguro a fin de mes con la ilusión de que en el futuro nuestro negocio tendrá éxito. Disfrutamos haciendo lo que nos gusta aunque sea hasta muy tarde o trabajar los fines de semana, nos encanta vestirnos como queramos. Necesitamos tener libertad y poder crear como se nos antoje, sin jefes ni estructuras rígidas que nos pongan limitaciones. 

Yo cada día me levanto feliz. Para mí no existe la sensación de angustia del domingo por la noche pensando que al día siguiente hay que ir a trabajar. Aunque tengo que vivir con mis padres y no tengo hijos, ya que cuando empecé a ganar mejor tuve que pagar deudas que acarreaba de mi emprendimiento anterior.  Pero me puedo ir de vacaciones cuando quiero sin estar contando los días que voy a perder 😜.

Por eso es importante que te preguntes si el camino del emprendimiento es lo tuyo y si, más que querer, puedes darte el lujo de hacer esos sacrificios. 

 

Prioridades

Por eso es muy importante establecer las prioridades de tu vida. Si quieres tener hijos pronto y tu emprendimiento tendrá mucha incertidumbre económica, quizás vas a tener que elegir, al menos, esperar por un tiempo. Quizás no podrás cambiar el auto, pero sí viajar. Lo importante es que tu negocio esté dentro de tus primeras prioridades. Dejarlo muy abajo hará muy poco probable que tengas éxito en él. Luego tendrás que ver si es más importante para ti viajar que vivir sólo o cambiar el auto. Es difícil hacerlas todas y priorizar te ayudará a ver si realmente le podrás dedicar el tiempo y hacer los sacrificios que un emprendimiento requiere.  

Emprende en algo que conozcas

Finalmente, algo que gustaría dejarte como recomendación, es que emprendas en algo que conozcas. Es verdad que puedes emprender en lo que sea y tener éxito, pero se te va a hacer mucho más fácil cuando el producto o servicio que estés desarrollando sea algo que conozcas, que sepas el dolor que ese cliente vivirá.

Nosotros jamás habíamos contratado u ofrecido un servicio, entonces cuando creamos Workis hicimos una plataforma sobre algo que no conocíamos y fue un factor importante en el fracaso de ese negocio. En cambio, en Comparto Mi Maleta, yo sabía del tema porque era un viajero fanático y llevaba comprando en Amazon desde que tenía 15 años (hace 15 años). Sabía lo que el cliente quería. Y así fue más fácil desarrollarlo y entregárselo.

 

En video

Si leer no es lo tuyo, aquí te lo cuento en el siguiente video:

 

Comentar

Mantente actualizad@